BANNER PEDROA IZONA contratesupublicidad

Log in

LAS PALABRAS CONVENCEN, EL EJEMPLO ARRASA

Destacado LAS PALABRAS CONVENCEN, EL EJEMPLO ARRASA

Las personas que solo hablan podrán convencer a otros por un tiempo, pero luego sus hechos apagarán su palabrería. Las palabras realmente tienen su fortaleza en el ejemplo del que habla. No hay ejemplo, no hay fortaleza. Recuerda: “Las palabras convencen, el ejemplo arrasa”.

Según Foster Vallace, y en sintonía con Kant, “no se aprende filosofía en las escuelas, la filosofía se hace filosofando”, pues en la política es lo mismo, no se debe de ver el hecho político como lo útil y necesario. Debemos poner en cuarentena todos los dichos y hechos de los partidos. Para ver si el pueblo los bendice o no.

Los libros de historia los escriben los ganadores; Todavía estoy esperando una Historia de la Humanidad escrita por los perdedores.

El capitalismo de estos 450 últimos años está caducado y con él, el imperialismo. Hoy los pueblos saben que el Capital, como dijera Marx: “... ha agitado, promovido y financiado las más bajas pasiones entre los pueblos, etnias y religiones, para sacar réditos políticos y económicos, basándose en la vieja táctica de divide y vencerás...”, por desgracia el filósofo, Hobbes, les dio alas a los Estados, en su libro: El Leviatán, donde realza a los estados diciendo: “... que un gobierno fuerte y centralizado es esencial para evitar el caos y garantizar la seguridad de la población”, como queriendo inducir a que el gobierno tiene que usar la fuerza, por el bien del pueblo.

Después de la Revolución de los jacobinos, Robespierre, que en teoría era revolucionario dijo: legítimamente, la soberanía siempre pertenece al pueblo, per-siempre hay un pero, una élite selecta debe decidir la voluntad general. así estamos.

Todos los imperios se basan en el miedo.

Cuando Darwin escribió el Origen de las especies, dio pie a qué el señor Galton dijo, sólo los pudientes pueden tener hijos. AQUI NACE LA EUGENESIA. Y con ello vino el libro: el mundo de la voluntad y la voluntad del mundo...que dio pie al Sionismo de Israel y a Hitler.

En 1960, los gobiernos occidentales empezaban a atisbar las posibles consecuencias del dominio total del planeta y el Cosmos...

Quizás pueda haber un exceso de historia. La Vida sólo se puede entender desde atrás, para vivir hacía adelante. Hoy los Estados, las dictaduras y los falsos demócratas quisieran volver a los años anteriores; pero, en la era de los iPhone, donde los acontecimientos vuelan los mercados y el capital están interconectados, el riesgo de una catástrofe nuclear es omnipresente. Hoy nos jugamos el fin del mundo...

Yo digo como Ana Frank “piensa en toda la belleza que aún nos rodea y sé feliz”.

 

Manuel Pedrosa Ruiz

Inicia sesión para enviar comentarios

Madrid

supublicidad aqui