BANNER PEDROA IZONA contratesupublicidad

Log in
Rubén López

Rubén López

   ¿Realidad o ficción?

            En una de sus comparecencias públicas, Christine Lagarde hablaba de la importancia del número siete en la numerología, o la cábala si se prefiere, y su influencia en los acontecimientos que atañen al mundo financiero global. Si tomamos como referencia el año 1987, nos situaríamos en el último año, junto a 1988, en el que el mundo conoció un estadio de calma relativa nacido tras la finalización de la II Guerra Mundial. En 1989 tenemos ya presente una desestabilización que no se interrumpirá hasta nuestros días, protagonizada por el Caracazo en Venezuela, la Caída del Muro de Berlín o las protestas de la Plaza de Tiananmén, acontecimientos todos ellos que constituyeron la antesala del anuncio por parte del presidente George H. W. Bush del advenimiento del Nuevo Orden Mundial en 1991, con la inminente Guerra del Golfo y la Guerra de Yugoslavia originados en dicho año, la Guerra de Ruanda en 1994, el atentado del 11S en 2001, la crisis económica de 2008, la desaceleración de 2015, la era postpandémica de 2022 y finalmente el año 2029, que da paso al nacimiento de la Agenda 2030 prevista para dicho año. El hecho en sí mismo considerado, de atender a la sucesión de acontecimientos como elementos no casuales, sino sometidos a intervalos de siete años, plantea el escenario de una previa planificación por parte de una cabeza pensante, acompañada de los cambios legislativos de todo orden que adecúan el cuerpo de leyes a la nueva normalidad que se pretende imponer en el contexto de una privatización global, la pérdida de libertades o la desaparición de los Estados, con una reordenación geopolítica y un cambio de modelo económico como telón de fondo.

 

Rubén López

Colmenar Viejo

            Colmenar Viejo supera ya en población a ciudades como Soria o Teruel, está cerca de alcanzar a Ciudad Real y, si se suma el número de habitantes de Tres Cantos y Colmenar, estaríamos hablando de una población similar a la de Lugo. En el último siglo ha multiplicado por diez su demografía y doblado su población en las últimas tres décadas.

            La tendencia de crecimiento ha convertido al municipio en una ciudad dormitorio de Madrid, cuya expectativa de crecimiento no hace sino indicar que el proceso es del todo irreversible. En los próximos cincuenta años, podríamos estar hablando de una inevitable fusión con Tres Cantos o, incluso, de una integración en el casco urbano de la capital.

            Sin embargo, el horizonte demográfico no parece conducir a una toma de decisiones a largo plazo, que escenifique la necesidad de dotar a Colmenar con los servicios necesarios para atender a un importante núcleo de población en constante crecimiento. El municipio carece de un Hospital, así como de servicios administrativos básicos que permitan atender la necesidad de quienes tienen que realizar diferentes trámites burocráticos, y cuenta con una red de tráfico obsoleta para absorver el alto índice de circulación que confluye para Madrid, cuya consecuencia se traduce en los interminables atascos que afectan a la calidad de vida de sus ciudadanos.

            La nociva experiencia en otros puntos peninsulares demostrada en la creación de macrovertederos, que han incrementado de forma objetiva la incidencia demostrable en el aumento de ciertas enfermedades, no ha servido de lección para erradicar la ubicación de uno en plena sierra madrileña, sirviendo de un espacio altamente contaminante. En los países nórdicos, o de otras latitudes, las plantas generadoras de calefacción y electricidad a partir de los desechos ha demostrado ser altamente eficaz para resolver este tipo de problemas.

            Colmenar es una ciudad, posicionada entre las primeras doscientas del país, sin servicios como tal, cuyo constante crecimiento exige atender sus necesidades y las de su comarca en un reclamo por atender las necesidades de quienes son sus habitantes.

 

Rubén López

Independentismo

“Las excavaciones realizadas por la empresa Lurmen había localizado 36 piezas en el asentamiento romano de Veleia con inscripciones en latín, jeroglíficos egipcios y palabras en euskera. Restos de los siglos III, IV y V que convertían el yacimiento arqueológico alavés en un espacio único porque exigían reconsiderar todo lo que hasta ese momento se sabía sobre el euskera”. El Mundo.

De nada ha servido la imposición lingüística, la manipulación y la tarea de falsear la Historia, el despilfarro en chiringuitos institucionales de naturaleza probadamente corrupta o la labor de ingeniería social que lleva practicándose durante décadas en Cataluña. Algo más de la mitad, sin llegar a rebasar dicho porcentaje, del pueblo catalán no está de acuerdo con la independencia propuesta por un segmento de la población que se erige en la única voz existente entre un mal llamado conflicto entre el Estado español y Cataluña, ya que éste no es sino un enfrentamiento civil de carácter interno entre los catalanes en virtud de su carta de naturaleza respecto de España.

 

Rubén López

Crisis migratoria

            El Estrecho de Gibraltar es uno de los puntos calientes del planeta desde el punto de vista geopolítico. La inestabilidad política española, segmentada en dos posiciones contrapuestas, hace que el espectro político del Gobierno pueda variar en una u otra dirección, proclive o contraria a los intereses de las superpotencias que se reparten en estos momentos la hegemonía mundial. En un contexto internacional de creciente tensión entre Rusia y China por un lado y EE.UU. por otro, el Gobierno de España toma la decisión de acoger por cuestiones sanitarias al líder del Frente Polisario, cuando Marruecos se ha convertido en el aliado firme y preferente de EE.UU. para fortalecer los intereses americanos en el Estrecho. La crisis migratoria no es un movimiento espontáneo, sino una maniobra militar o el resultado de las invasiones modernas, en las que ya no se envían soldados sino población. Marruecos ha abierto las puertas a personas carentes de unas condiciones materiales dignas y de un futuro esperanzador, para que huyan a un país en el que encuentran subvenciones, sanidad o educación gratuita y cuando menos en algunos casos la nacionalidad europea y creen un auténtico caos, bien sea para reivindicar un territorio, como Canarias o Melilla, o en este caso como un acto de represalia política en Ceuta.  

 

Rubén López

Suscribirse a este canal RSS

4°C

Madrid

Mostly Cloudy

Humidity: 61%

Wind: 4.83 km/h

  • 03 Jan 2019 7°C 2°C
  • 04 Jan 2019 11°C -1°C

supublicidad aqui