BANNER PEDROA IZONA contratesupublicidad

Log in

SEMBRANDO VIENTOS; RECOGIENDO TEMPESTADES.

Destacado SEMBRANDO VIENTOS; RECOGIENDO TEMPESTADES.

Hace ahora exactamente un año que Sánchez se miró los testículos y, sin consultarlo al Consejo de Estado, sin llevarlo en su programa electoral, sin comentarlo a sus propios ministros, sin debatirlo en el Parlamento Español, sin preguntar en un referéndum, hablándolo tan sólo con Begoña, nos enemistó con Argelia, se bajó los pantalones con Marruecos y dejó tirado al pueblo saharaui.

Lo que ganó Pedro Sánchez es un misterio. Un misterio en forma de teléfono. De teléfono móvil espiado por Marruecos, más exactamente. Un misterio dentro de un enigma. Un enigma dentro de un acertijo. Un acertijo dentro de una incógnita. Una incógnita dentro de un misterio. El tiempo y los jueces lo dirán en su momento.

Lo que se nos ha vendido del asunto –que viniendo de Sánchez tiene que ser forzosamente mentira– es que, a cambio de reconocerle al sátrapa de Marruecos la soberanía del antiguo Sahara Español, Marruecos nos perdonará la vida en el doble sentido de su chantaje: (1) frenará la inmigración ilegal y (2) cesará en sus continuas reivindicaciones sobre Ceuta y Melilla.

Que lo de los inmigrantes es incierto, no hay más que verlo. Pasen por cualquier local de Cáritas y comprobarán la realidad de la inmigración descontrolada y sin papeles.

Sobre lo segundo, sobre Ceuta y Melilla, las palabras exactas de Sánchez tras su vergonzosa capitulación ante Rabat fueron éstas: "hemos asumido que en nuestro discurso y en nuestra práctica política vamos a evitar todo aquello que sabemos que ofende a la otra parte, especialmente lo que afecta a nuestras respectivas esferas de soberanía".

Que aquello era un timo, lo intuíamos. Pero, por si había alguna duda, ayer habló públicamente sobre Ceuta y Melilla Enaam Mayara, el Presidente del Senado marroquí, que es la cuarta autoridad de aquel Estado. Insisto, lector. Lo que vas a leer seguidamente son las palabras de la cuarta autoridad del Estado marroquí, no las de un pelagatos cualquiera que pasaba por Rabat. Insisto, lector. Lo que vas a leer seguidamente son las instrucciones que da la cuarta autoridad de Marruecos a todos los marroquíes que viven en España. Insisto, lector. Lo que vas a leer seguidamente son las palabras pronunciadas ayer por el Presidente del Senado marroquí, y publicadas por la prensa, una vez que Pedro Sánchez ha dejado bien atados sus asuntos personales y nos ha enemistado con Argelia. Aquí van, amigo lector. Abre bien los ojos y los oídos, pues no parecen las palabras de un amigo que haya renunciado a nada:

<<Sigue la colonización española en Ceuta y Melilla, y por eso no hemos cesado, ni cesaremos, de hablar de las posibles soluciones para recuperarlas. Estoy convencido de que Marruecos recuperará algún día las dos ciudades ocupadas mediante la negociación, sin recurrir a las armas, recurriendo al diálogo y no a los hechos consumados. Quiero animar a los marroquíes residentes en España a entrar en los partidos políticos españoles y a participar en las elecciones para ayudar a acercar las opiniones de los dos países y formar un 'lobby' que ayude a defender todas las cuestiones vinculadas a nuestra patria, a Marruecos. En mi opinión, la comunidad marroquí en España debe ser vista como un punto de presión y apoyo capaz de influir en la política exterior de este país amigo. Y ese papel de la comunidad marroquí en España será muy importante en los próximos años>>.

En resumidas cuentas, lector: como eres persona instruida, termino mi artículo con la cita bíblica de Isaías, capítulo 6, versículos 9 y 10. Dice así:

<<Oíd bien, pero no entendáis; ved bien, pero no comprendáis. Oh, Dios. Engruesa el corazón de este pueblo, atora sus oídos y ciega sus ojos, no sea que vea con sus ojos, y oiga con sus oídos, y entienda con su corazón>>.

Y con eso... está todo dicho.

Firmado:

Juan Manuel Jimenez Muñoz.

Médico y escritor malagueño.

Modificado por última vez enSábado, 15 Abril 2023 09:09
Inicia sesión para enviar comentarios

Madrid

supublicidad aqui