BANNER PEDROA IZONA contratesupublicidad

Log in

Fraude a la libertad de precios

Destacado Fraude a la libertad de precios

El principio de la libertad de precios, del capitalismo, ha resultado ser tan fraudulento como el principio comunista del control estatal de los medios de producción para conseguir el precio más bajo para el consumidor.

El mercado internacional de la energía, del petróleo está intervenido internacionalmente, haciendo obligatorio el precio más alto, controlando la producción por la OPEP.

 Como está pasando con la electricidad ahora en España.

 Un fraude cometido entre las empresas del sector, con el apoyo comprado de los políticos, que impone el precio mayor.

 De esta forma, el concepto de la libertad se convierte en fraudulento, puesto que elimina la libertad esencial del individuo para elegir.

El precio mayor, organizado desde el Estado empobrece al conjunto de la sociedad, y termina con la competencia y el equilibrio social.

 La fuerza de trabajo individual pierde valor, y la esclavitud vuelve a ser el sistema económico de contratación que ya está ocurriendo.

 Los autónomos y las pequeñas empresas sobreviven sin derechos sociales reales. Y se culmina el absurdo de la prohibición del derecho a la información de conocer el precio del trabajo de cualquier servicio de los Colegios profesionales, en contra de las propias leyes del estado, como los salarios mínimos y los derechos de los trabajadores que los empresarios de servicios, necesitamos cumplir y conocer.

El estado social de derecho que define a nuestra constitución queda así de hecho abolido.

 Y el uso fraudulento del libre mercado implica su desaparición, para ser sustituido por el precio más alto, impuesto por el poder de las grandes acumulaciones de capital, propias de las organizaciones anónimas que copan la administración de todas las grandes empresas internacionales. Que determinan siempre el precio mayor de cada servicio esencial.

 La energía, la comida, la vivienda y la moneda están intervenidas, a su propio beneficio, por los grandes operadores de acumulación de capital.

Corporaciones que prestan dinero a los estados, que pasan a ser sus deudores, y, en consecuencia, a perder su libertad. 

  Ya no hay patrias libres.

 Esclavitud. Libertad de compra y venta de esclavos sin posibilidad de acceso a ninguna libertad.

 Nos han engañado.

 Los propios partidos políticos están controlados por sus proveedores de capital para poder hacer que los ciudadanos conozcan sus campañas, sus ofertas y sus candidatos.

Y llegamos, con este sistema fraudulento, a la destrucción del equilibrio del planeta. Donde finalmente perdemos todos.

 La vida de todos está en peligro.

La tercera guerra mundial lleva ya más de cuarenta años sin parar de arder.

 Y sólo se puede cambiar desde abajo, porque los de arriba no pueden cambiar si no se les obliga.

¿Todavía crees en la tontería de ser de derechas o de izquierdas?

Se está acabando la vida en el planeta.

 ¿Vas a seguir como si no pasara nada? ¿Cómo si no lo supieras?

 

 

Ángel Luís Cancela Zapatero

Modificado por última vez enMartes, 14 Septiembre 2021 09:43
Más en esta categoría: « Hace 211 años Maldito oligopolio »
Inicia sesión para enviar comentarios

4°C

Madrid

Mostly Cloudy

Humidity: 61%

Wind: 4.83 km/h

  • 03 Jan 2019 7°C 2°C
  • 04 Jan 2019 11°C -1°C

supublicidad aqui