Menu

, relaciones públicas

  •             “La Tierra, año 2084. Doug Quaid, un hombre que lleva una vida aparentemente tranquila, vive atormentado por una pesadilla que todas las noches lo transporta a Marte.periodismo Decide entonces recurrir al laboratorio de Recall, una empresa de vacaciones virtuales que le ofrece la oportunidad de materializar su sueño gracias a un fuerte alucinógeno, pero la droga hace aflorar a su memoria una estancia verdadera en Marte cuando era el más temido agente del cruel Coohagen”.(FILMAFFINITY).

                Al margen de ser una extraordinaria película de ciencia-ficción, a comienzos de la década de los años 90 se anticipó a lo que vendría después. La confusión entre realidad y ficción, lograda a través de la imagen elaborada y presentada como cierta, abriría lo que llegaría a ser después el periodismo moderno. Conflictos desarrollados en escenarios del todo construidos al efecto, eventos tergiversados, noticias falsas o la construcción de un relato ficticio para encubrir la realidad, han provocado que la profesión del periodista haya quedado reducirla a la de mero comentarista, tertuliano o relaciones públicas, bajo la nómina del accionariado o el patrocinio de las grandes corporaciones. Apenas un puñado de agencias deciden lo que es noticia y lo que no, antes de ofrecerlas a la venta y de que aparezcan bajo diferentes titulares, en función de la tendencia ideológica, en los medios de información que las compran.

                                                                                                   Rubén López

Secciones

Enlaces

Noticias Local

Herramientas

Quiénes Somos

Síguenos en...