Menu

New Age

  • Escrito por Rubén López
  • Categoría: Actualidad
  • Visto: 145

            “No es una religión, pero es por lo menos religiosa, no es una filosofía, pero es por lo menos una visión del hombre y del mundo, así como una clave de interpretación; no es una ciencia, pero NewAgese apoya en leyes científicas, aunque haya que ir a buscarlas entre las estrellas. New Age es una nebulosa que contiene esoterismo y ocultismo, pensamiento místico y mágico respecto a los secretos de la vida, y una pizca de cristianismo, todo revuelto con ideas que proceden de la astrofísica.” Cardenal Danneels.

            En 1938, Orson Welles radia “La guerra de los mundos”, en 1947, un comercial de nombre Keneth Arnold realiza el primer dibujo de un platillo volante, apenas unos días después se estrella en Roswell el primer objeto volante no identificado, dando lugar al nacimiento de la ufología moderna. En 1954, el Libro Azul recoge más de tres mil casos documentados y en 1961 un matrimonio, Betty y Barrey Hill, testimonian el primer caso de abducción. Al mismo tiempo, en 1967 Erich Von Däniken escribe “Recuerdos del futuro”, originando la teoría de los alienígenas ancestrales y todo acompañado de una saga cinematográfica de ciencia-ficción que recoge títulos como “2001 una Odisea en el espacio”, “La Guerra de las Galaxias”, “Brazil”, “Forbiden Planet” o “The Incredible Shinking Man”, antes de “Blade Runner”, “Alien”, “ET”, “Encuentros en la tercera fase” o “Terminator”.

            A raíz del caso Roswell, las naves espaciales y cuerpos ocultos en áreas subterráneas secretas, se confunden con los hombres de negro y programas gubernamentales de desinformación. Si a todo este conglomerado de un repentino despertar alienígena, que explicaría el origen de la humanidad, se añaden otra serie de elementos como la meditación, la reencarnación, todo tipo de trabajos o terapias con energías o cualquier otro elemento; sincronías, enteógenos y propiedades de mentes mágicas; se llega a una nueva seudoreligión de merchandising, cuyo propósito no es otro que el descristianizador.

                                                                                               Rubén López

           

Jung

  • Escrito por Rubén López
  • Categoría: Actualidad
  • Visto: 169

Jung               Tras el trabajo con los arquetipos de Jung, el reconocimiento de la sombra y la necesidad de trabajar con ella para lograr el equilibrio que, de no alcanzarlo, su ausencia se manifestaría tras el final de esta vida, se ha logrado una vía de escape de cualquier resorte moral, que abre el camino a toda acción humana, libre de todo condicionamiento impuesto por las propias máscaras y reflejado en el espejo del otro.

            Es, como si en una película del Oeste, el pistolero que se enfrenta a la banda de malechores, por su cuenta y riesgo a costa de salvar cualquier peligro con desprecio de su propia vida, se encuentra ante la situación de que el sheriff, en vez de amenazar con la horca a quienes debiera perseguir, los aplaude y anima a continuar con el trabajo de su propia sombra, y acusa al justiciero y solitario pistolero de representar la moral tradicional, el sistema de valores dominante y de impedir el trabajo de la sombra de cada uno de los integrantes de la organización criminal, y por tanto lo persigue. En este caso no estaríamos ante una inversión de valores, sino ante el nacimiento de un nuevo paradigma, que convertiría el lejano Oeste en una auténtica ley de la selva, donde el orden y la justicia brillarían por su total ausencia.

                                                                                              Rubén López

Perpetuar nuestro cáncer

  • Escrito por José Enrique Centén Martín
  • Categoría: Actualidad
  • Visto: 167

La autarquía, la corrupción, la des-justicia, los privilegios. Es lo que pretende sin tapujos la banca, grandes empresas y la soslayada iglesia utilizando los medios a su servicio, como son las tertulias televisivas, miserable-justiciaradiofónicas y artículos en papel con la referencia continua al partido naranja. Una vez que el partido azul cumplió su cometido y caduco por las corruptelas que más pronto que tarde le pasará factura al estar imbuido en numerosos casos de corrupción y con el partido rosa domeñado al no poderse quitar el lastre de sus antiguos dirigentes que abogan en contra de cualquier giro a sus orígenes y apoyando el artículo 155, con la promesa del M. Rajoy de una reforma de la Constitución, que como tantas otras incumplirá, así lo manifesté en el artículo de octubre: “Rajoy, como ayer, mientes hoy”, estando a la espera de los resultados catalanes para realizar una reforma “ad hoc” junto a los rosas y naranjas. Sin PODEMOS ante la excusa de que pedirá una consulta sobre monarquía o República.

El asalto del naranjito a La Moncloa, su cielo, se inició con el apoyo explícito el 1-O cuando acusaron y encerraron al Govern por sedición, rebelión, violencia y malversación de fondos públicos, por medio de fiscales y jueces en nombre de una cierta justicia cuando:

Sedición: Levantamiento de un grupo de personas contra un gobierno con el fin de derrocarlo.

Rebelión: Levantamiento contra una autoridad o un gobierno, en especial cuando se realiza con el fin de derrocarlo y sustituirlo por otro.

Violencia: Uso de la fuerza para conseguir un fin, especialmente para dominar a alguien o imponer algo.

Malversación: Acción en la que uno o más individuos se apropian de mala manera de valores o fondos que les han sido confiados cargos públicos de alto rango y con ánimo de lucro en beneficio propio. 

La justicia española, con balanza, espada y ojos sin vendar ejerciendo con senilidad, o siendo utilizada por ciertos elementos que la ejercen con evidentes signos de demencia senil y partidista esgrimen estas acusaciones cuando según definición de la RAE son incomprensibles.  Los dos primeros, Sedición y Rebelión, ¿contra quién?, si ellos gobernaban en Cataluña. Violencia, solo la ejercieron los coeficientes cero mandados a impedir una votación pacífica (pero sin garantías totalmente democráticas). Malversación, por alrededor de 160.000 € al comprar unas urnas.

Aplicación extrema de los fiscales y jueces que no hace de igual forma en los casos de los millones estafados durante décadas por los partidos mayoritarios, nadie en la cárcel, condenas irrisorias, dinero nunca devuelto, familiares del VI Felipe en Suiza, país sin extradición y donde la banca, grandes empresas y la iglesia, los mayores corruptores, sin pisar un juzgado. ¿Dónde está la diosaIustitia?

Nuestro cáncer no tiene cura con los elementos que nos representan blandiendo la justicia como arma de forma interesada, ejerciendo la autarquía utilizando un puñado de votos por el partido que nunca condenó al que la ejerció desde 1936 a 1975, herederos o familiares en diverso grado de quienes la ejercieron junto al dictador, militares, iglesia, jueces y fiscales del TOP y de otros órganos judiciales.

La metástasis de nuestro cáncer mata solo a la ciudadanía, el naranja de ahora es un nuevo brote preparado minuciosamente, con fondos sospechosos, para en un supuesto éxito sirva como plataforma para ser el futuro inquilino de La Moncloa. Partido con el apoyo indirecto de los otros dos cuando se autodenominan “constitucionalistas”, excluyendo al resto de partidos en esas elecciones, el morado, el de la señera con estrella y otros menores, cuando la realidad es que todos son constitucionalistas al estar representados en el Congreso de los diputados e incluso los que no están. Otra cosa es que ciertos partidos interpreten la Constitución de una manera subjetiva, lo mismo que hicieron los distintos gobiernos desde 1978, pisotearla cientos de veces desde que la firmaron. Constitución contradictoria desde su inicio con los artículos 14 y 56.3, representación tácita de esas contradicciones.

La plataforma de lanzamiento del naranjito son los medios afines a los azules, naranjas, rosas o del bando eclesial, algunas veces critican a su socio azul por el cupo vasco y navarro, pero silencia los privilegios catalanes o la demanda de la faraona de Andalucía. Tiene el guion preparado partiendo de la cantinela utilizada por el partido azul desde la aparición del partido morado, y contra él lo esgrimen citando siempre y en todas las entrevistas, a Irán o Venezuela, incluso con invitados venezolanos. También por estar de acuerdo con del “derecho a decidir”, sin decir que, con una votación clara y democrática de la ciudadanía, frente a la guerra de banderas y el “a por todas”. Incluso capaces de criticar el silencio de los morados en los acuerdos mantenidos desde 1978 con ciertas Comunidades, obviando y ocultando deliberadamente lo que en realidad PODEMOS desea imitar, pretendiendo la igualdad en todas las Comunidades y regiones siendo tan manifiesta las diferencias entre unas y otras gobernadas incluso por el partido azul o rosa en la actualidad.

Buscando igualdades por los recortes en Educación, Sanidad, Derechos sociales, etc., en el resto de las comunidades. Igualdad en base al artículo 14 y contra el 56 por el aforamiento de 280.159 personas, distribuidas en: 2358 entre borbones y políticos, 5.171 jueces, 2.407 fiscales, 7.685 jueces de paz, siendo el resto los cuerpos y fuerzas de seguridad, que tienen un aforamiento parcial.

Por la igualdad impositiva donde las grandes empresas y fortunas paguen al menos el 15% como en otros países, frente al escaso 3% actual, como máximo. Contra las amnistías fiscales. Contra la ingeniería fiscal. Contra el Concordato de la Iglesia católica por los 10.000 millones anuales y la exención de impuestos.

Contra la inmatriculación de bienes públicos por la Iglesia católica renovada por Real Decreto el 29 de septiembre 1998 con el gobierno de Aznar, en base a los acuerdos con la Iglesia en febrero de 1946 por el dictador. Cuyo origen fue en enero y diciembre de 1799, y en la Real Cédula de 21 de octubre de 1800 (todas bajo el reinado del borbón Carlos IV). Con varias desamortizaciones posteriores en 1809 – 1814, 1820 -1823, 1836 – 1837, 1841, 1854 - 1856, 1868 – 1874, 1932-1939. Siempre anuladas por los conservadores y adictos eclesiales.

Se ve el hostigamiento naranja y sus actuales amos contra PODEMOS, en defensa de sus privilegios y con el apoyo explícito de azules o rosas, todos frente a un partido con cinco millones de votantes que pueden decidir el gobierno de la Nación y lograr acuerdos globales en beneficio de los ciudadanos desde Galicia a Canarias, Ceuta y Melilla.

José Enrique Centén Martín

http://www.vitrubio03.es

facebook.com/jcentenmartin 

twitter.com/centn/

google.com/+JoséEnriqueCenténMartín

Mercantilismo

  • Escrito por Rubén López
  • Categoría: Actualidad
  • Visto: 143

            “El consumo sigue siendo el valor absoluto en la sociedad moderna, y ha desplazado a todos los demás valores de la vida social. A día de hoy el consumo sirve de criterio del bien social y del grado deMercantilismo civilización de un Estado. Así lo percibe la conciencia social. La imagen ideológica del consumo encierra su otro lado: la deshumanización, la devaluación del trabajo, el crecimiento de la explotación y de la estratificación social, la sustitución de las necesidades básicas de educación, salud, vivienda y desarrollo intelectual. El consumo gasta muchos recursos intelectuales y humanos que podrían contribuir al progreso social, tecnológico y humanitario”. Alexandr Zinóviev.

            Del cuidado de la forma de producción gremial, propia de los oficios medievales, se ha evolucionado hacia un sistema que se desprende del producto para asentarse únicamente en el beneficio económico que resulta de la prestación de un servicio o de la venta de un bien que adolece de calidad, y no está fabricado para perdurar. El rendimiento no se basa sólo en la venta sino en el mantenimiento de lo vendido y la reducción de costes, sobre todo laborales, de la producción. La tecnología, en esta línea, está llamada a suplir la fuerza humana con la finalidad de elevar el rendimiento productivo. El intercambio racional de bienes, como elemento esencial de cualquier civilización, se ha convertido en un descontrolado mecanismo de distorsión de aquella.

                                                                                   Rubén López

Cómo hemos llegado a esta situación?

  • Escrito por Rubén López
  • Categoría: Actualidad
  • Visto: 118

            Haciendo un reduccionismo histórico, se puede comprender cómo hemos llegado a este momento y por qué. España tiene un gran protagonismo.Orden

            El origen se encuentra en la época imperial española. Todavía en Madrid están las calles dedicadas a los banqueros alemanes de Carlos V.

            “Los integrantes de la Familia Fugger o Fúcares fueron un clan familiar de empresarios y financieros alemanes que llegaron a constituir uno de los mayores grupos empresariales de los siglos XV y XVI, siendo precursores del capitalismo moderno, junto con los Médicis y los Welser. A lo largo del siglo XV se produjeron en Europa una serie de fenómenos económicos que dieron como resultado la aparición de grandes fortunas con gran capacidad de influencia política. En la segunda década del siglo XVI, ocurrió la muerte del emperador Maximiliano I (1519) que dejó vacante la corona del Sacro Imperio Romano Germánico, a la que aspiraban el rey de Francia Francisco I y el nieto de Maximiliano, Carlos de Austria (el futuro emperador Carlos V).

            La elección de un nuevo emperador estaba a cargo de siete electores (los arzobispos de Colonia, Maguncia y Tréveris, y los príncipes de Bohemia, Sajonia, Brandemburgo y el Palatinado). Antes de su muerte, Maximiliano compró los votos de cinco de los siete electores para su nieto, con dinero suministrado por los Fugger, y Carlos fue elegido por unanimidad.

            Este acontecimiento marca el capítulo más influyente de la dinastía, otorgándole un lugar destacado en la historia europea del siglo XVI y haciéndola a su vez parte importante de la conquista de América”. Wikipedia.

            Los banqueros acumularon principalmente riqueza gracias al enfrentamiento entre las potencias europeas. (Aprendieron que para ganar dinero se necesita una guerra, y por eso hoy buscan enemigos o los crean. Armaban a los dos bandos y se enriquecían). Para financiar las campañas del Imperio, los Emperadores recurrieron a los bancos. Al final, toda la riqueza de América y las arcas de las haciendas terminaron en manos de los banqueros, que se convirtieron en una élite económica con el paso del tiempo.

            Llegaron a acumular tanto poder económico, que sentaron al Rey de Inglaterra y le dijeron -tú y yo iguales ante la Ley, Common Law-, y en la Revolución Francesa directamente lo guillotinaron, armaron a Napoleón y ya entonces intentaron el Nuevo Orden Mundial.

            En el Siglo XIX, en Estados Unidos, una serie de personas de origen humilde, hicieron fortuna. El caso paradigmático es Rockefeller. Estas familias operaban inicialmente de forma autónoma. Una se hizo con el control del petróleo, otra con el de los telégrafos, el acero, los ferrocarriles, etc. Todas ellas se reunieron y comenzaron a tener no sólo vínculos entre ellas, sino que también entraron en contacto con los viejos banqueros europeos. Al reunirse observaron que podían tener un mayor beneficio si invertían en proyectos conjuntos, tanto a nivel nacional como internacional. Es decir, los beneficios de la industria del acero norteamericana, se podían invertir en comprar la agricultura mexicana, por ejemplo.

            Tenían un problema; las legislaciones tanto nacionales como internacionales que no eran favorables a sus intereses. A partir de entonces, comenzaron a extender sus tentáculos. Colocaban a un sobrino de gobernador de un Estado para que modificara las leyes y hacer que pudieran negociar, invertir o producir, armaban milicias o daban un golpe de Estado en Sudamérica y ponían a un títere que gobernase para ellos, etc. Vieron que podían operar tanto a nivel nacional como intervenir y obtener beneficio en el extranjero y, de ahí, surgen las doctrinas de los diferentes Presidentes de los EE.UU.

            Pasado el tiempo, controlaron la política, los sectores estratégicos y el poder financiero. Planificaron a largo plazo, terminaron con los grandes imperios a través de las guerras mundiales y financiaron la Revolución del 17 en Rusia. Los Rockefeller financiaron el ejército rojo de Trotsky y vendieron el combustible a Hitler durante la II Guerra Mundial.

            No tienen patria, y únicamente atienden a sus intereses económicos.

            Tras la II Guerra Mundial y la caída del Muro de Berlín, controlan el 30% de la Economía Mundial, los sectores vitales y los recursos minerales y naturales. Tienen todo el campo abierto a su disposición, y acaban de iniciar la minería espacial. 500 multinacionales controlan toda la Economía. Si en un autobús de 80 plazas se subiera a las 80 personas más ricas del mundo, tendrían el equivalente a la casi totalidad de la riqueza de todo el planeta. Pero de esos 80, los primeros 8 tienen más dinero que la mitad de la población mundial.

            Ahora, que es a donde hemos llegado, la superestructura de poder que surge de la unión entre los viejos banqueros europeos y los magnates del S. XIX norteamericanos, está implantando la agenda, el Nuevo Orden Mundial; Un gobierno único, una moneda única, una religión única, reducción de la población, abolición de la propiedad privada, control de medios, destrucción de la familia, desmantelamiento de los Estados nacionales, degradación de la educación, ideología de género, descristianización, etc.

                                                                                                           Rubén López

Hospital

  • Escrito por Rubén López
  • Categoría: Actualidad
  • Visto: 187

            Si por algo se caracteriza la ciudad de Madrid, es por haber prácticamente carecido de cualquier ordenación urbanística. Excepto el Barrio de Salamanca oHospital Ciudad Lineal, no ha existido una anticipación en el tiempo de las necesidades que una gran urbe demanda en cuanto a su organización interior se refiere. A diferencia de otras ciudades, como Barcelona, que sí previeron en el pasado una organización urbanística lógica, diseñando manzanas sin esquinas o diagonales que atraviesan la ciudad sobre un plano de calles ordenadas a modo de cuadrícula, Madrid ha crecido de forma totalmente desorganizada, por no decir caótica.

            La solución aportada no ha consistido sino en copiar, literalmente, las soluciones que fuera de nuestras fronteras han atajado los problemas de urbes que también han contado con planes de crecimiento. Las radiales, que circunvalan las grandes capitales europeas, podrán servirles de ayuda, pero no soluciona el problema de tráfico que sufre la capital española. Atascos constantes, de hasta dieciséis kilómetros en todas las entradas a la ciudad, lo demuestra.

            Lejos de resolver el problema, añadir carriles a las autovías de entrada a Madrid, puede incluso agravar aún más la situación.

            Por qué no se amplían los servicios de la ciudad, alejándolos de su núcleo urbano, edificando los centros de trabajo fuera de su término municipal, planificando el futuro de una ciudad que en las próximas décadas superará los diez millones de habitantes, conectándolos con lanzaderas y medios de transporte rápido, o mediante la dotación de hospitales y servicios básicos en la periferia, para evitar que se congestione todavía más.

            Colmenar Viejo abarca un área poblacional de unos 250.000 habitantes, y no cuenta con un simple hospital, a pesar de estar entre las primeras 500 ciudades en tamaño de población del conjunto del país, provocando que todo ese volumen de personas tenga que desplazarse a Madrid para acudir a un centro médico, o para realizar trámites administrativos, de obligado cumplimiento, como renovar el carnet de identidad, debido al escaso servicio municipal. Si se construye un Hospital en Colmenar y una autovía que lo conecte con Alcobendas y los polígonos industriales del Corredor del Henares, podría tener conexión directa con el aeropuerto de Barajas y formar una red lineal de polígonos industriales que atraería desde Torrelaguna hasta Alcalá de Henares a los futuros barrios residenciales que, dotados de los servicios necesarios, deslocalizarían el tráfico hacia una ciudad ya colapsada.

                                                                                               Rubén López

Régimen del 78

  • Escrito por Rubén López
  • Categoría: Actualidad
  • Visto: 134

            "Seré catastrofista. España está en coma y, lo que es peor, el mundo, también. Yo suelo decir que ya se ha terminado, sin que la gente se dé cuenta, porque creen que el fin del mundo es eso, un telón que cae, y no Imagen relacionadaun proceso de deterioro espiritual, cultural, social, biológico y ambiental ya irreversible. Los tiempos están cambiando, sí, y no precisamente para mejor. En cualquier caso, el eje de la historia universal ha pasado ahora al Pacífico. El Mediterráneo y el Atlántico son cosas del pasado. Europa y España, a la vuelta de años, serán el tercer mundo". Fernando Sánchez Dragó.

            Si a estas alturas debemos tener algo claro, es que España, bajo el llamado régimen democrático, caracterizado por una absoluta inexistencia de separación de poderes, arroja resultados reales para el conjunto de la población que han empeorado sustancialmente su calidad de vida. Las voces de economistas que auguran la total desaparición de la clase media, no contrastan con el comprobable deterioro de aquella y su constante proceso de proletarización. El horizonte no parece mejor, la casi desaparición del sistema de pensiones, la bajada salarial o la precarización laboral por extensión, conllevan un escenario de aumento de la brecha social, la formación de bolsas de pobreza y un crecimiento de los conflictos sociales de todo orden.

            El Régimen del 78, ha resultado ser a la postre una auténtica tomadura de pelo para el ciudadano corriente, que ha visto a su país caer en la desindustrialización de la economía, ha sido testigo de la degradación del nivel educativo o de la elevación de la corrupción al primer puesto del pódium y ha visto desaparecer cualquier conquista social que hubiera podido disfrutar.

            En definitiva, nacionalismos aparte, toda suerte de técnicas de reanimación no parecen consistir sino en supeditarnos a una superestructura de poder aun mayor, que ha superado hace tiempo a los estados, y que extiende sus dominios por encima de los parlamentos nacionales y los ciudadanos.

                                                                                   Rubén López

           

Secciones

Enlaces

Noticias Local

Herramientas

Quiénes Somos

Síguenos en...