Menu

Mis lágrimas

  • Escrito por José Enrique Centén Martín

 

Las más amargas son por el recorte sistemático de las libertades, las mismas que abolió la dictadura de forma oficial en octubre de 1939, cuando patriotas se echaron al monte, y poco a poco asesinados, posteriormenteResignación la clandestinidad de miles de militantes antifascistas, muchos cayeron bajo las balas, garrote y desapariciones; me sumé a aquellas luchas y sufrí mi primera detención el 1 de mayo de 1970 en Callao, al grito de Libertad, Libertad, Libertad. Murió el dictador en 1975 y lo hizo como la inició, matando, la primera muerte fue el 17 de julio de 1936, con el General Amado Balmes en Las Palmas, el día 19 en Tetuán detuvo y mandó fusilar a su primo Ricardo de la Puente Bahamonde, a la sazón comandante al frente del aeródromo, desde donde partió para encabezar la sublevación fascista y asesina, fueron 14.316 días de asesinatos impuneshasta el 27 de septiembre de 1975.

Llegó lo que creímos Democracia, cuando en realidad se debería de llamar Tregua, donde los fieles a la dictadura la Iglesia, terratenientes, monarquía impuesta y el ejército a su servicio, pactaron para volver camaleónicamente y retroceder incluso más allá a la dictadura, al medievo, una vez que llegaron a gobernar movieron fichas por Decreto Ley, para volver a ser juzgados por gente de su clase, hoy son los Tribunales Superiores, con jueces afines y elegidos por el poder ejerciendo una justicia acomodada a sus intereses. Aprobaron una ley el PSOE y el PP en septiembre del 2011 reformando el artículo 135 de la Constitución, reforma exprés y sin Referéndum, solo destinada a garantizar por la vía constitucional el equilibrio presupuestario de las Administraciones Públicas, y la prioridad absoluta del pago de la deuda pública sobre cualquier otra rúbrica presupuestaria., en definitiva, el pago al Mercado financiero y la Banca de las deudas contraídas, por sus corruptelas.

Esto supuso el principio del fin de los derechos sociales conseguidos con años de lucha, por la privatización de gran parte de Sanidad, Educación, Investigación, Prestaciones sociales, medicamentos… Hasta ahora la apatía ciudadana acepta con resignación todo lo que poco a poco le está ahogando, esa apatía es un suicidio lento, salvo algunas protestas, ante ellas el 1 de julio de 2015 sacaron la llamada “Ley Mordaza”, limitando el artículo 14 de la Constitución de 1978. Encierran a un rapero por criticar a la monarquía, monarquía que desde su inicio en 1700 sus representantes destacan por ser asesinos, depravados, ladrones, estafadores, bastardos, comisionistas, fue expulsada en 1931 pero reinstaurada por el dictador el 22 de julio de 1969 y sigue manteniendo su forma de actuar, familiares muy directos condenados, pero en Suiza, país sin tratado de extradición, con seguridad privada y mantenimiento a costa de los contribuyentes españoles, una monarquía exenta de contribución al erario, ¿cómo no se la va a criticar? Crítica condenada con 3,5 años de cárcel, pero el miembro de la monarquía que robó a los ciudadanos cientos de millones, ni devueltos, ni encarcelado. Con expresidentes del PP, PSOE inmersos en causas delictivas, pero nadie en la cárcel y sin devolver un €. También se condena a una persona por poner su cara en una imagen católica, ha sido benevolente la Iglesia, no ha ofrecido dinero por su cabeza como hicieron los ayatolás con Salman Rusdhie, y tampoco, porque no pueden, realizar un atentado a Twitter similar al semanario Charlie Ebdo parisino. Sancionan a personas por protestar ante el muro que divide Murcia por no soterrar la vía férrea. Quieren sancionar a los jubilados que se manifestaron ante el Congreso. Mientras tanto subvencionan a prensa, partidos y organizaciones que defienden la memoria franquista y su legado de muerte, son los únicos a quienes se les permiten expresarse según el artículo 14, el mismo que condenó Franco y desean abolir estos elementos. En definitiva, quieren siervos ante la iglesia, la monarquía, los nuevos caciques (políticos ladrones y financieros). Creímos haber hecho una revolución pacífica por haber conseguido logros sociales pero la realidad es que la han hecho los de la “Tregua”, como dijo Proudhon (1809-1865) en Toast à Revólution 7-X-1848: “la revolución después de haber sido religiosa, filosófica, política ha llegado a ser económica y como todas sus antecesoras, no es nada menos que una contradicción del pasado, una especie de inversión del orden establecido”. Pero no todas son lágrimas amargas, son abundantes las que derramo por la vuelta de la guillotina de las urnas, sin confundir el asunto con la persona, urnas que logren de nuevo la expulsión de esa estirpe y sus seguidores, requisando lo robado como hicieron en 1939 al lograr ahogar la II República.


 

 

José Enrique Centén Martín

 

http://www.vitrubio03.es

facebook.com/jcentenmartin 

twitter.com/centn/

google.com/+JoséEnriqueCenténMartín

 

 

 

 

Secciones

Enlaces

Noticias Local

Herramientas

Quiénes Somos

Síguenos en...